El cuaderno de Fran Nuño

El cuaderno de Fran Nuño

lunes, 19 de septiembre de 2011

SEVILLA-BILBAO-SEVILLA


...como cuando nos encontramos con un familiar al que llevamos mucho tiempo sin ver.
Kirmen Uribe, en  "Bilbao-New York-Bilbao"
(El libro que me ha acompañado en este emotivo viaje.)

***

En mis reseñas biográficas de libros, prensa, internet… a veces aparece que nací en Bilbao, otras en Sevilla e incluso en muchas ocasiones no se nombra el lugar en el que vi la luz por primera vez. Es por eso que muchas personas me preguntan dónde nací o se sorprenden al comprobar que soy natural de Bilbao.

Y sí, aunque toda mi familia (al menos hasta donde yo sé) procede de la provincia de Sevilla, yo nací en Bilbao. No obstante, fue muy poco tiempo el que estuve viviendo en la provincia vizcaína, pues con tan solo diez meses de edad me trasladé con mis padres a la capital hispalense, donde resido desde entonces.

Para mí, aquel Bilbao de mi más absoluta niñez era, hasta ahora, como ese pariente lejano del que te hablan pero del que no guardas ningún recuerdo. Alguien del que sabes que te une una parte de tu vida (en este caso, la más importante) pero del que solo sabes de él por fotos y por las historias que te han ido contando a lo largo de los años.

Volver a Bilbao era para mí una asignatura pendiente, algo que sabía que tenía que hacer más pronto que tarde, pero el trasiego del día a día y otros viajes fueron haciendo que el cumplimento del propósito se retrasara.

Y ahora, a punto de cumplir 38 años, he regresado por fin a Vizcaya para conocer dos ciudades: una es en la que nací, Bilbao; y la otra es en la que residí durante mis primeros diez meses de vida, Galdakao.

Esta visita ha significado poder ver in situ el hospital en el que llegué a la vida, la casa que fue mi primer hogar, la iglesia donde me bautizaron y los distintos lugares que fueron escenarios de mis primeras vivencias…

Sin duda, ha sido un viaje muy emotivo, distinto a cualquier otro que haya hecho hasta ahora y que pueda hacer en el futuro. Y me ha servido para conocer en persona a ese “pariente lejano” que ya no lo es tanto y comprobar que nos hemos caído muy bien y que podemos entablar a partir de ahora una bonita amistad que refuerce ese cordón invisible que nos une y unirá siempre.

Ya de vuelta a Sevilla, iba pensando en el avión en mi siguiente regreso a Bilbao. Un regreso que me encantaría que fuera para presentar alguno de mis libros y para ello espero no volver a tardar más de 37 años. ¡Seguro que no!

¡Agur!





El Hospital de Basurto (Bilbao), donde nací el 28 de septiembre de 1973.




La casa que fue mi primer hogar, en Galdakao (Vizcaya),
 y donde viví hasta los diez primeros meses de vida.




La Iglesia de San José Obrero (Galdakao, Vizcaya), donde me bautizaron.




La casa natal del escritor Miguel de Unamuno, en la calle Ronda de Bilbao.


En esta casa vivió también Miguel de Unamuno,
situada en la calle de la Cruz en Bilbao, muy cercana a la anterior.





No hay comentarios:

Publicar un comentario